Premios AEFA 2022
Premios AEFA 2022
9 noviembre 2021
Cerezas maduras
Fertilización de equilibrio
19 noviembre 2021
Ver todas

La nutrición mineral y la tolerancia de las plantas a las enfermedades

Naranjas en fase de engorde

La nutrición mineral de las plantas se analiza habitualmente en términos de aumento de la productividad y ausencia de carencias, pero no debemos olvidar que el manejo nutricional a través de la fertilización es un control cultural importante en las enfermedades de las plantas y, por tanto, un componente integral de la producción.

Para profundizar sobre este tema, entrevistamos a Juan Vicente Pascual Traver, gerente de Tecnicrop, empresa dedicada al diseño y fabricación de fertilizantes y agronutrientes.

Juan Vicente Pascual Traver

Desde su creación en 2014, Tecnicrop tiene como objetivo dar una respuesta eficaz a las demandas nutricionales de los cultivos actuales desde el punto de vista de la “Agricultura Consciente”. Este concepto implica una agricultura que prioriza la seguridad de los alimentos que van a llegar al consumidor, a la vez que protege el medioambiente y la biodiversidad de nuestro planeta.

Tecnicrop es una empresa asociada a AEFA (Asociación Española de Fabricantes de Agronutrientes) desde principios de 2021.

¿Cómo afectan los patógenos a la nutrición vegetal?

Generalmente, el problema principal ocasionado por los patógenos, radica en la imposibilidad de satisfacer las necesidades de la planta como consecuencia de la interferencia que ocasionan sobre el movimiento del agua y los nutrientes, ya sea por inmovilización o alteración de la absorción, solubilización y distribución de los mismos; esto termina ocasionando la enfermedad por deficiencia de esos nutrientes.

¿Cómo se defienden las plantas frente a estos ataques?

Los nutrientes minerales son capaces de aumentar la resistencia frente a plagas o enfermedades, ya sea mediante cambios en la anatomía vegetal (células más gruesas) o cambios en las propiedades fisiológicas y bioquímicas (producción de sustancias repelentes o inhibidoras).

¿Cuál es el papel de los distintos nutrientes en la prevención de enfermedades?

Entre los distintos nutrientes implicados en la prevención de enfermedades podemos destacar:

Potasio, cuya deficiencia provoca acumulación de aminoácidos (contribuyen a la degradación de compuestos fenólicos), azúcares (nutrientes de los patógenos) y retraso en la cicatrización de heridas (favorece la penetración de hongos).

Calcio, macronutriente esencial para la estabilidad de las membranas y paredes celulares. Por ello, cuando existe una deficiencia, se ocasiona la rotura de los tejidos, lo cual provoca la salida del contenido de la célula, que se convierte en un excelente medio de cultivo para el crecimiento de hongos. Otra función a destacar, es la inhibición de la actividad de las enzimas pectolíticas, mediante las cuales algunos hongos son capaces de invadir el tejido vegetal.

Es importante resaltar la importancia de conseguir un balance adecuado en la relación calcio/potasio, ya que el potasio en exceso ocasiona un efecto antagónico con el calcio, lo cual lleva a una deficiencia de este último.

Los micronutrientes también son cruciales por diversos motivos. En general, su deficiencia lleva a la acumulación de sustancias orgánicas de bajo peso molecular que reducen la resistencia de las plantas. Entre ellos, podemos destacar el cobre, ampliamente conocido por su efecto fungicida, debido a su acumulación dentro de las células del hongo que provoca el bloqueo o mal funcionamiento de enzimas imprescindibles para su desarrollo.

Otro nutriente destacable sería el azufre, conocido también por su efecto fungicida, esta acción se debe a que numerosos metabolitos secundarios que contienen azufre en su estructura, se activan para defender a la planta cuando existe un ataque o cuando se ha producido algún daño en los tejidos. El azufre también es un componente de determinados aminoácidos como la cisteína, la cual interviene en la síntesis de compuestos de defensa como las fitoalexinas.

Campos de cítricos

¿Cómo podemos conseguir mejorar el estado nutricional de las plantas?

El equilibrio nutricional es de vital importancia debido a los complejos efectos sinérgicos que se producen entre macro y micronutrientes, además del importante consumo energético que supone poner en funcionamiento todos los sistemas de defensa, siendo muchas veces necesario el aporte de dichos nutrientes a través de la fertilización.

No sólo es relevante el aporte de nutrientes, estos tienen que estar disponibles para poder ejercer su acción y en este sentido tenemos que tener en cuenta un gran número de factores que lo afectan: estructura del suelo, pH, factores ambientales, presencia de patógenos… Es por ello, que las estrategias de actuación en campo deben estar diseñadas por un experto que deberá realizar un estudio previo del cultivo.

En todo momento hablamos de la nutrición mineral. ¿Es la base?

Hace unos años así era y sigue jugando un papel fundamental en este contexto, sin embargo, en la actualidad cada vez tenemos más conocimientos sobre agronutrición y sobre los procesos que afectan al crecimiento y desarrollo de las plantas. Esto nos ha permitido dar un paso más allá con la aparición de los bioestimulantes, con los que conseguimos tanto una mejora de la nutrición como un fortalecimiento de la planta frente a distintas situaciones de estrés biótico, es en este campo donde Tecnicrop se lleva especializando en los últimos años.

¿Cómo afecta estas innovaciones a las empresas?

El campo de la bioestimulación es muy complejo y depende del nivel al que cada empresa fabricante quiere llegar.

Las inversiones en equipos técnicos y científicos son fundamentales, pero también lo son las colaboraciones con centros de investigación, universidades, etc.; así como la contratación de personal en el campo de la I+D+i.

Y finalmente, este trabajo recae también sobre el departamento de técnico comercial, que es el eslabón de conexión con el mercado productivo. Sin él, es difícil transferir esta tecnología para que llegue al terreno del cultivo de forma eficaz.

¿Entonces no sólo hablamos de fertilización?

Como hemos visto, la fertilización y bioestimulación son puntos clave, sin embargo, no debemos olvidar que estas herramientas que ofrecen una ayuda a las defensas naturales de la planta, muchas veces son insuficientes y se hace imprescindible el empleo de productos fitosanitarios de forma adecuada y controlada, en determinados cultivos y fases de desarrollo, para luchar frente a las plagas y enfermedades.

Al final, todo confluye en un compromiso con el sector. Por ello, tenemos que escucharlo, adaptarnos a ellos y darles la mejor respuesta posible adaptada a sus necesidades, a la vez que protegemos el medio ambiente y la biodiversidad de nuestro planeta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies