Fibra de coco

Fibra de coco es un material utilizado en cultivo hidropónico y como materia prima para la elaboración de diferentes tipos de sustratos especiales.

Fibra de coco

Fibra de coco” es el nombre con que se denomina la fibra natural extraída de la cáscara del coco (mesocarpio).

La fibra de coco para la agricultura es un subproducto derivado del procesado de la fibra de la cáscara del coco, capa intermedia de la fruta del cocotero (Cocos nucifera). El fruto del cocotero se llama coco y se compone de mesocarpio y endospermo.

El mesocarpio es la parte del fruto que envuelve la semilla y es muy fibrosa. De este, mediante procesos mecánicos, se extrae sus fibras con determinadas longitudes y grosores. Las más finas y su polvo son las que se emplean en la agricultura, mientras que las más largas se destinan a otras industrias como la construcción o textil, por ejemplo.

El endospermo es en sí la semilla, que se encuentra en la parte interna del fruto. Su interior es comestible, de que se obtienen diferentes productos alimentarios: leche de coco, manteca, aceite, coco rallado, coco para consumo en fresco, aromas, etc.

Tras su procesado, se obtienen tres productos de fibra de coco de uso agrícola, como son el llamado chip, la fibra de coco y el polvo de coco.

Según sus propiedades físicas, las fibras de coco de estructura muy fina retiene muy bien el agua, mientras que el estándar y el grueso favorecen una buena aireación y drenaje.

Saco de cultivo de fibra de coco

Su uso en agricultura como fibra de coco para sustratos se remonta a finales de los cuarenta del pasado siglo, si bien no fue hasta principios de los noventa cuando la industria hortícola holandesa lo introdujo como sustitutivo de la tierra para macetas y como alternativa a la lana de roca. La fibra de coco tiene la ventaja tanto de ser un medio de cultivo de alta calidad como respetuoso con el medioambiente.

El sustrato de fibra de coco puro es un sustrato bien aireado, manteniendo un pH natural de 5.7-6.5 y una alta capacidad de intercambio catiónico dentro de su uso como cultivo hidropónico.

La fibra de coco contiene un alto contenido en lignina (sustancia natural que forma parte de la pared celular de muchas células vegetales), que favorece la presencia de microorganismos beneficiosos en la zona radicular y evita la descomposición, convirtiéndolo en un medio de cultivo idóneo para ser reutilizado.

Este tipo de fibra posee un mercado muy prometedor porque es sostenible, puede ser reutilizado con facilidad y posee una capacidad natural para evitar enfermedades en las plantas.

En cultivo hidropónico, utilizado como sustrato puro, se aconseja unos ajustes específicos de nutrientes para compensar su tendencia natural a la fijación de calcio y magnesio, así como a la liberación de potasio principalmente.

Elaboración de la fibra de coco para agricultura

La fibra de coco obtenida del mesocarpio para la agricultura, pasa por diferentes procesos, desde su recolección hasta su comercialización. Estos procesos son:

  • Recolección de los cocos.
  • Extracción del mesocarpio.
  • Molienda del mesocarpio.
  • Clasificación granulométrica.
  • Lavado de las fibras.
  • Compactación de las fibras.
  • Transporte.
  • Descompactación y elaboración de sustrato.

Aplicaciones de la fibra de coco

Entre las diversas las aplicaciones de la fibra de coco, está su uso en el mundo de la agricultura, la jardinería, la bricojardinería y el medio ambiente:

  • Hidroponía. En cultivos hortícolas con el uso de fibras de coco como sustrato 100% puro.
  • En frutales al aire libre. Utilizado en mezcla con otras materias primas como turba, arcilla, etc. Por poner algunos ejemplos, se cultivan ya especies como la frambuesa o el arándano.
  • Semilleros hortícolas. Se utiliza en mezcla con turba principalmente. De fibra muy corta para el correcto llenado de las bandejas.
  • Cultivo de plantas ornamentales. Como materia prima en la elaboración de sustratos para el cultivo de plantas en maceta.
  • En jardinería. Para mejorar las características del terreno sobre el que se cultiva. Muy indicada para mejorar la tierra para siembra de césped.
  • En bricojardinería. Se comercializa en tacos, ladrillos, pastillas, placas, etc. y se mezcla con las tierras o sustratos para mejorar sus características fisicoquímicas.
  • En el medio ambiente. Como componente de las hidrosiembras e hidromantas, así como en la elaboración de diferentes modelos de mantas orgánicas, mallas orgánicas de fibra de coco y redes orgánicas de coco para el control de la erosión.

Volver al Glosario de términos útiles en agronutrición

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies