Mascarillas homologadas para los agricultores
Mascarillas homologadas para los agricultores
15 mayo 2020
MUNDECO
Mundo Ecológico
20 mayo 2020
Ver todas

Los bioestimulantes, la nueva revolución de la fertilización

Fresas en cultivo

La revista Vida Rural en su número 481 correspondiente a la primera quincena de mayo, publica un especial Bioestimulantes con destacados artículos en esta materia, entre el que se encuentra “Los bioestimulantes, la nueva revolución de la fertilización” escrito por Victorino Martínez, Presidente de AEFA.

A continuación, reproducimos este artículo que nos adentra en esta nueva revolución en agroalimentación.

“Desde los orígenes del hombre al descubrir que la tierra podía ser una alternativa para su alimentación y por tanto su existencia, practicaron la agricultura nómada, en busca de tierras más fértiles y con mejores rendimientos, con esa práctica demostraban que los suelos estaban llenos de vida, microorganismos, hongos, bacterias y que provocaban la biofertilización para las plantas que allí se cultivaban. Por tanto, no es una técnica nueva, ha existido siempre, lo que nos diferencia en la actualidad y desde hace 70-80 años atrás es el avance en la investigación, ahora sabemos un poco más de cómo actúan estos microorganismos y cómo podemos incrementar su manejo para una mejora del suelo fértil.

Los bioestimulantes pueden ser o no de origen microbiano, son productos que actúan sobre la fisiología de la planta y por diferentes vías, proporcionando mayor vigorosidad al cultivo que, se traduce en un mayor rendimiento y calidad de las cosechas.

Los Bioestimulantes y Biofertilizantes son complementos para la nutrición de las plantas cultivadas, pero no inciden en el control de las plagas o patógenos. Su utilización sirve para mejorar la tolerancia al estrés abiótico, nunca biótico, ya que si así fuera, entrarían en la categoría de fitosanitario.

Desde la aprobación del Nuevo Reglamento Europeo, 1009/2009, en el mes de junio, se establecen diferentes regulaciones. Una gran novedad relevante radica en que “por fin” se delimitan dos figuras cuya frontera no siempre estaba clara: Los fertilizantes y los fitosanitarios. De este modo, a partir de ahora un fertilizante no podrá decir ni contemplar en su etiquetado que controla una enfermedad, una plaga o una mala hierba. “Por fin se pone coto a la publicidad engañosa”.

Así mismo, por primera vez se da una definición para los bioestimulantes, destacando las funciones que pueden realizar, describiéndose como productos con una función más similar a los fertilizantes que a los fitosanitarios, excluyéndolos desde el pasado 15 de julio del reglamento relativo a la comercialización de productos fitosanitarios, que como todos conocemos, se deben registrar a través del Reglamento 1107.

Pimiento tipo California

La función de los biopesticidas, formulados con microorganismos, sí pueden considerarse como defensores del cultivo frente a agentes externos y serán una alternativa debido a todos estos factores:

  • Las limitaciones constantes en el uso de fertilizantes de origen mineral y por tanto finitos.
  • Las restricciones en el uso de fitosanitarios.
  • Las políticas de apoyo a la sostenibilidad y a la economía circular.
  • A la existencia de una sociedad cada vez más concienciada.
  • Productos más novedosos con una eficiencia demostrada en los rendimientos de los cultivos.
  • A la alta inversión y apuesta de las empresas por la I+D+i.
  • Y por la mayor cualificación de sus técnicos y comerciales.
  • En definitiva un cambio en la utilización de inputs de lo tradicional a lo novedoso, fruto de la investigación.

Una correcta utilización de los bioestimulantes optimiza la nutrición y evolución de los cultivos a lo largo de su ciclo vegetativo. Además, si la planta está más sana y fuerte se defiende mejor ante patógenos, permitiendo reducir el uso de ciertos fitosanitarios. La utilización de biofertilizantes necesita una correcta planificación y estudio de todos los productos para complementar la fertilización y los factores ambientales que inciden en los cultivos.

España es uno de los principales productores y desarrolladores de este tipo de productos. Las empresas de AEFA invierten más del 10% de su facturación en la investigación y desarrollo, con una importante base biotecnológica y expertos en sus plantillas altamente cualificados, para crear productos que aumenten los rendimientos y calidad de los cultivos. Nuestras empresas, con un importante carácter exportador poseen productos con una alta demanda y con alta presencia en los mercados de Sudamérica, África y Oriente Próximo, pero con una tendencia de expansión rápida en el resto del Mundo.

Ha existido un vacío en el marco legal de los bioestimulantes en nuestro País y también en Europa, pudiendo decir los mismo en América del Norte y en general en todo el mundo, por este motivo la comercialización no ha sido fácil ni fluida.

El nuevo reglamento europeo recién aprobado, ¡por fin!; los contempla y reconoce como un grupo de fertilizantes, y en concreto en la legislación española, en el RD 999/2017 se incluye el Grupo 4.4 de productos a base de Microorganismos que engloba sustancias con características y propiedades bioestimulantes.

La nueva normativa europea ya fue publicada en julio 2019 y se estima que tres años después, entrará en vigor el grueso del reglamento, efectiva en julio de 2022, cuando los primeros productos con el nuevo marcado CE, se pongan en el mercado. Durante este tiempo se seguirá trabajando en la puesta a punto del desarrollo de algunas de las normas y estándares que aún están por redefinir y ser publicadas, como factores necesarios para poder cumplir con los requisitos estipulados en el Reglamento. En este contexto, los productos comerciales de bioestimulantes tendrán que pasar por un proceso de evaluación de la conformidad por parte de las entidades acreditadas, que garantizará el cumplimiento de todos los requisitos previstos en la norma. Así solo podrán declararse en la etiqueta los beneficios del producto que hayan sido científicamente probados, lo que aportará mayores garantías al agricultor, como utilizador final. Por otra parte, quedará derogado el actual Reglamento 2003/2003.

Desde AEFA hemos participado activamente en la preparación de este reglamento, estamos satisfechos y damos la bienvenida a una normativa que apueste por la sostenibilidad y la economía circular y que aporte un marco legal a los bioestimulantes y ampare la utilización correcta y veraz de estos inputs por parte del agricultor.”

Victorino Martínez
Presidente de AEFA (Asociación Española de Fabricantes de Agronutrientes)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies